Producción Kiri
Módulo Producción kiri & worms

Cada Módulo de Producción Kiri & Worms consiste en una superficie de operación total de unos 120m2 divididos en varias partes:

 

Lechos de trabajo y valorización de residuos orgánicos con Lombriz Roja (Eisenia foetida)en cada módulo

Para la valorización de residuos de los 20 Lechos o camas de lombricultivo de los que consta cada módulo, se destinan 40m2 que son capaces de transformar unas 20 Toneladas de residuos al año en aproximadamente la mitad de Humus Sólido.

Para su correcto manejo en la explotación es necesario contar con espacio extra en el que acopiar los residuos a medida que los obtenemos para luego darles el tratamiento adecuado y elaborar la «papilla» que luego servirá como alimento de las lombrices.

 

Cultivo Forestal complementario

A ambos lados de cada módulo, se reparten normalmente (eso depende del diseño y características específicas del lugar) unos 8-10 árboles maderables de rápido crecimiento, elevada producción de biomasa y capacidad para fijar CO2.

La especie prioritaria es la Paulownia Elongata x Fortunei en un clon de alto rendimiento. Es posible sustituirla por otros árboles como Chopos, Fresnos e incluso olivos, almendros y otras especies. La principal condición es que tengan la capacidad de proporcionar al módulo la protección y cobertura que necesitan contra el viento, las heladas y elevadas temperaturas.

 

cultivos forestales

 

De este modo, evitamos tener que hacer grandes inversiones en contenedores, mallas de sombreo, herrajes y otros.

 

Procesado, estabulado y curado

Para este tipo de Granja de lombrices, es imprescindible disponer de un espacio (preferiblemente cubierto) en el que curar el Humus sólido obtenido y situar los depósitos para los lixiviados o Humus de lombriz líquido que después filtraremos, analizaremos y envasaremos.

A su vez, es fundamental disponer de un almacén y pajar para el estabulado de alpacas de paja, maquinaria, tolvas y líneas de envasado.

 

Oficina y Almacén de Productos Terminados

Así mismo, necesitamos tener un lugar destinado a oficina y en el que guardar el producto terminado una vez etiquetado y listo para efectuar los envíos y el reparto diario.

 

Laboratorio

Es muy importante contar con un lugar en el que poder efectuar los controles diarios de calidad en el que tengamos Microscopio, Phímetro, termómetro y otros medidores, además de un monitor en el que visualizar la señal de los distintos sensores distribuidos por cada módulo y las cámaras de seguridad de la explotación.

Aparte de este control diario de calidad, periódicamente se envían a analizar diferentes Lotes de producto para garantizar su calidad y la estabilidad de su composición.

 

Cosechar y reservar agua

La Lombricultura Industrial es un negocio que demanda bastante cantidad de agua y, por lo tanto hay que diseñar con gran cuidado todo lo relativo a su acopio y drenaje, ya que un excesivo encharcamiento podría ser letal para árboles y lombrices. Habitualmente se aprovecha el camino principal para instalar tuberías, arquetas y otras canalizaciones a estanques, depósitos. Éstos a su vez, deben ser diseñados para bombear de nuevo el agua y humus recogidos hacia su recirculación en el sistema u otro fin.

En resumen y, aunque puede variar dependiendo de las características concretas de cada finca, esta es la manera en que se reparten los aproximadamente 120 m2 necesarios para que funcione un módulo productivo y rentable de Paulownias y Lombrices.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.